Estudios Termográficos

El análisis termográfico se basa en la obtención de la distribución superficial de temperatura de una tubería, pieza, maquinaria, envolventes, etc, por el que obtenemos un mapa de temperaturas por medio de una termografía o termograma, donde se visualizan puntos fríos o calientes debido a las anomalías que se pudieran encontrar en el aislamiento.

Con la realización del estudio termográfico completo se puede realizar una comprobación tanto en envolventes, como en maquinarias y sistemas de distribución, con lo que se puede conseguir:

  • Un mayor conocimiento de la instalación realizada en cuanto a su estado térmico.
  • Conocimiento de las pérdidas existentes (fugas) y por lo tanto de posibles puntos de actuación.
  • Ahorro debido a una mayor eficiencia energética de los sistemas evaluados.

El estudio de los sistemas de distribución puede alertar de las pérdidas energéticas que se producen por un mal aislamiento, alguna rotura o mal engranaje.

Mediante un estudio de la envolvente de un edificio podemos optimizar el sistema de climatización con el consiguiente ahorro de energía. La diferencia de temperaturas de la parte climatizada con respecto al exterior nos da una idea del estado de los cerramientos.

Los termógrafos son dispositivos del sistema calórico destinados a registrar la temperatura de continua. Se puede medir la temperatura de los cuerpos que emiten radiación calórica cuya fuente de energía es la producida por las moléculas en funcionamiento dentro del organismo.

Esta tecnología aplicada a las energías renovables, es fundamental para detectar problemas de funcionamiento, celdas fotovoltaicas dañadas o exceso de temperatura en sitemas o cuadros eléctricos, tanto en captadores fotovoltaicos como en instalaciones solares térmicas. También es utilizada para localización de fugas, obstrucciones, humedades, etc…

Labor Solar, ofrece a sus clientes, estudios termográficos de sus instalaciones, y poder evaluar el rendimiento de una instalación, así como las mejoras o sustituciones necesarias para el pleno rendimiento de la instalación.

Las instalaciones mantenidas por Labor Solar, son sometidas a un estudio termográfico anual, para detectar y subsanar posibles deficiencias en periodo de garantía e incluso antes de que se produzcan y así evitar males mayores, con el consiguiente ahorro.