Solar Térmica

Energía Solar Térmica

El funcionamiento de una instalación solar térmica es sencillo. Consiste en recoger, mediante colectores solares, la energía procedente del Sol y conducirla hasta el depósito solar, calentando el agua allí acumulada para su posterior distribución a los puntos de consumo.

La climatología de España lo convierte en uno de los países donde mayor aprovechamiento se puede hacer de esta tecnología, llegando a conseguirse ahorros de más de un 60% en las necesidades de energía para la producción de agua caliente sanitaria (ACS).

Siendo esta una de las aplicaciones más extendida hay otras como el apoyo a calefacción, los sistemas de refrigeración mediante máquinas de absorción o el precalentamiento del agua en aplicaciones industriales.

Por qué seguir pagando cada día más por el uso de combustibles fósiles cuando el Sol nos entrega diariamente y de forma totalmente gratuita más energía de la que utilizamos en nuestra vida diaria.

Nuestra experiencia, con más de 600 m2 de superficie de captadores instalada y en mantenimiento nos avala como una de las empresas con más experiencia del sector.

Contacte con nosotros y solicite un presupuesto gratuito de su instalación.